Revestimiento en piedra

Tanto si queremos darle a nuestra bodega un toque rústico como si jugando con los contrastes nos decantamos por una decoración más actual, el revestir una o varias paredes de nuestra bodega con piedra natural es sinónimo de éxito.

La piedra natural puede presentarse en tres grandes formatos: cortados, irregulares y premontados.

Los materiales cortados son el resultado de un largo proceso de elaboración. Se parte de un material irregular, que cortándose y tratándose, se llega a un producto natural de fácil colocación, rectificado y calibrado. Al tratarse de materiales nobles se pueden utilizar también en exteriores.

Las lajas irregulares es el material que se extrae de la cantera tal cual es. Son piedras en estado puro de espesores de 2 a 3 cm, que se colocan directamente como salen de la naturaleza, con formas dispares que se entrelazan, para dar como resultado un trabajo tradicional.

Los premontados se obtienen de las caras o los cantos de las lajas para formar piezas con forma rectangular o de “Z”. Estas partes de las lajas, se reparten de forma irregular y una vez premontadas se vuelven a rectificar logrando un juego de volúmenes que le dan un efecto muy natural.

En definitiva, revestir una pared con piedra creará un ambiente muy personal en tu bodega., aportando un toque de frescura y diseño en tu estancia favorita de la casa.

Información

Formulario de contacto rápido
Sending