Cocinas en bodegas

La bodega es una de las estancias de la casa que más uso le podemos dar tanto en invierno como en verano. Para ello hemos de dotarla de los elementos que cubran las necesidades de nuestra familia en cada momento. Si el espacio lo permite, resulta muy práctico instalar una cocina en la misma. Con una cocina en tu bodega las comidas con invitados serán mucho más cómodas, evitando los continuos subibajas a la cocina de la planta calle. Podrás cocinar ahí mismo y lo mismo al recoger y fregar la vajilla. Tener todo a mano, vasos, platos, sartenes, alimentos, bebidas … no tiene precio y te preguntarás por qué no lo te has decidido antes.

Una vez tomada la decisión, habrá que ver qué tipo de cocina nos gusta y necesitamos. Tendremos que adecuarnos al espacio del que dispongamos y de las instalaciones que previamente ya tengamos. Será necesario disponer de sistemas de evacuación de humos y de aguas. Si la bodega esté situada en planta sótano, habrá que instalar una unidad de bombeo de agua.

En cuanto a la distribución de la cocina, hemos de tratar de integrarla con el resto de la estancia. Estamos hablando de una cocina abierta, que va a dar servicio a la zona de comedor. Si el espacio disponible nos lo permite instalaremos una práctica isla o península. Si así lo hacemos, dispondremos de un espacio de trabajo o de encuentro, accesible desde distintos puntos. Cocinar con el apoyo de una isla facilita enormemente la distribución de las tareas. Además fomentan la comunicación al cocinar de cara a los comensales y poder charlar con ellos mientras preparamos la comida.

En cuanto a los acabados de la  misma, debido a su origen, han sido primordialmente de tipo rústico. Las cocinas de madera maciza con puertas plafonadas y trabajadas han sido tradicionalmente las elegidas para estas estancias. Actualmente son habituales cocinas vanguardistas, que en ocasiones se entremezclan con elementos más tradicionales, dando lugar de este modo a un juego de mezcolanza de estilos que bien tratado, otorgará un carácter  personal a tu bodega.